18ºC H 80%
Martes 25.04.2017
16/03/2017

Actualidad

CIUDAD

La lluvia evidencia el colapso urbano de Yerba Buena

Vecinos de La Rinconada, avenida Aconquija y Zona Norte sufrieron las inclemencias del clima. La ciudad carece de una planificación urbana sustentable.
Ampliar (5 fotos)

El canal Colón no pudo contener la correntada.

Calles y avenidas inundadas. Una correntada que lleva ripio, ramas y basura. Cada vez que llueve, Yerba Buena entra en crisis. Una ciudad colapsada fruto de la mala gestión urbana, los desarrollos inmobiliarios clandestinos que se erigieron en el pedemonte y una racionalidad pavimentadora que se contradice con el microclima subtropical de las yungas tucumanas.

El agua baja sin freno desde las sierras de San Javier, los canales no dan abasto y las cloacas se saturan. Las calles, que se siguen pavimentando con hormigón o asfalto, no pueden absorber tanto líquido.

lluvia

Las administraciones municipales no supieron escuchar las indicaciones de los auditores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que controlan los avances de obra en el Boulevard 9 de Julio y en el Canal San Luís. Los especialistas en gestión ambiental recomendaban, hace ya varios años, el uso de pavimento articulado o poroso para retener el 30 % del agua que corre por las calles, más la construcción de lagunas de laminación en terrenos elevados, para frenar la velocidad de la corriente. Esto nunca ocurrió y hoy vemos las consecuencias. Más asfalto y más calles inundadas.

La tormenta que se desató esta mañana sobre la provincia anegó las principales avenidas de Yerba Buena y otras ciudades, ocasionando inconvenientes en el tránsito y anegamientos.  lluvia

Las primeras precipitaciones comenzaron poco después de las 8:00, en el oeste de la provincia. Los conductores tuvieron que circular con precaución y evitar las avenidas Aconquija, Perón, Solano Vera y Camino del Perú, que se volvieron intransitables por el veloz flujo de líquido que descendía desde el cerro, a través de las calles.

En el barrio Los Tarcos, vecinos de los primeros 500 metros de calle Santo Domingo, denunciaron que el canal Caínzo desbordó sobre el trazado abandonado de Las Higueritas. En la zona viven atemorizados porque hace años, una tormenta destruyó centenares de metros de tapia, que fueron arrastradas por las aguas del canal, amenzando decenas de viviendas. 

lluvia

Vecinos de calle Colón al 2000, que abarca durante su trayecto un canal con márgenes de tierra deteriorados, también se vieron perjudicados. Los ríos Muerto y Caínzo; y los canales que bajan de Horco Molle, Saavedra Lamas, entre otros, fueron saturados por el agua y los áridos. El Canal Sur, como siempre ocurre, también se vio afectado: el agua subió hasta cerca de su cota máxima.

Más al norte, también por el Camino del Perú, un motociclista falleció en Villa Carmela, al ser arrastrado por las aguas y fue encontrado en Lomas del Tafì. 

lluvia

Un dato para rescatar

Las únicas calles que permanecieron secas durante el temporal fueron, justamente, las que tienen pavimento poroso. Entre ellas: Salas y Valdés, Aragón y Florida.

Quizás sea el momento de incentivar el desarrollo de emprendimientos que produzcan materiales amigables con nuestra geografía. Hacer obras, pero con otras tecnologías. Invertir con la mente puesta en el urbanismo y el cuidado del ambiente.

En nuestra ciudad viven diseñadores industriales, arquitectos e ingenieros que podrían asesorarnos para desarrollar estos productos. Una medida que, además, generaría empleo para albañiles y constructores.  

No hay dudas. Es necesario que la clase política yerbabuenense, de todos los partidos, pida asesoramiento y se una para proyectar hacia el futuro nuevas normas que contribuyan con el desarrollo sustentable de nuestra ciudad. Nota: El Mirador - Primer diario digital de Yerba Buena

  • Mirá cómo el agua tapó la calle Colón: 

Recomienda esta nota: