24ºC H 66%
Miércoles 13.12.2017
30/09/2017

Actualidad

TRÁNSITO

¿Qué vamos a hacer con rotonda del Camino del Perú?

Estudian eliminar la circunvalación porque genera desorden en el tránsito. Vialidad provincial convoca a los municipios de San Miguel de Tucumán y Yerba Buena para acordar trabajos.
Ampliar (1 fotos)

La rotonda y los semáforos del Camino del Perú generan desorden en el tránsito. Foto: El Mirador de Yerba Buena.

Consecuencia de la inexistente planificación de nuestras ciudades, la zona en la que la avenida Belgrano se convierte en Presidente Perón, a la altura del Camino del Perú, se transformó en un karma para los vecinos de Yerba Buena y Capital. Es que la rotonda, más el complejo semaforizado instalado por el municipio capitalino, se convirtió en una trampa para los que automovilístas que circulan por la zona. 

No ayudó la habilitación del hipermercado Walmart que, sobre todo los fines de semana, convoca a miles de clientes. Tampoco lo hará el complejo Distrito, un mounstruo urbanístico en el que habrá centenares de departamentos, viviendas y centros comerciales, que comenzó a construirse meses atrás, en un predio ubicado al oeste de la Capital. Un problema que va al ritmo del crecimiento habitacional que asfixia a Yerba Buena y que se extiende, inclusive, hasta Villa Carmela, con barrios que se levantan sin la construcción de autovías y pulmones verdes. Ciudades colapsadas que fueron arruinadas de caras al futuro, por la desidia estatal y empresarios inmobiliarios corruptos.

  • ¿Cuándo comenzó el problema?

La rotonda fue construida a fines de 1990. En 2016 la Capital instaló un sistema semaforizado que incluyó giro libre en las esquinas que van hacia Tafí Viejo y las que se dirigen hacia el sur.

En los últimos meses, tomó trascendencia la opinión de funcionarios de la Capital y Yerba Buena que contrastaban sus posturas. Unos pedían retirar los semáforos y dejar la rotonda; y a la inversa. Todos apelaron a la educación vial, aunque es evidente que, por más voluntariosos que sean los conductores, las causales radican en la alta densidad del tránsito y la carencia de criterios idóneos urbanísticos y políticas viales. 

¿Hay soluciones a la vista?

Ante este marco, hoy trascendió a través de La Gaceta que la Dirección Provincial de Vialidad y representantes de las municipalidades de San Miguel de Tucumán y de Yerba Buena acordaron una reunión para el martes con la misión de eliminar la rotonda.

Así lo informó el titular de la repartición, Ricardo Abad, que añadió: “Fueron invitadas ambas municipalidades para que nuestros técnicos escuchen opiniones e información que nosotros no tenemos, como el volumen de tránsito, por ejemplo. Hay ideas que se van barajando, pero todavía no podemos decir que se ha decidido quitar la rotonda. Hay que esperar, porque vamos a analizar la situación”.

Luis Lobo Chaklián, subsecretario de Planificación Urbana del municipio capitalino, declaró  que participará del encuentro y que Vialidad provincial pidió que la ciudad retire el complejo de semáforos para realizar trabajos en la circunvalación. Vale recordar que Lobo Chaklían, ex candidato a intendente de Yerba Buena, fue uno de los defensores del disfuncional complejo de semáforos.

El arbitrio de la Provincia es edificante. Hay que ver si las mezquindades partidarias y presupuestarias, más los tiempos electorales, permiten erigir una solución dialogada que beneficie a los vecinos. 


Recomienda esta nota: