16ºC H 59%
Viernes 18.08.2017
12/07/2017

Crónica

MISIÓN CUMPLIDA

Con 97 años de historia, el Aeroclub Tucumán fue protagonista del 9 de Julio

Por: Rafael Garbero
14 aviones y pilotos civiles participaron del 201° aniversario de la independencia argentina. La base aérea ubicada en Horco Molle, presta un servicio comunitario que es motivo de orgullo en Yerba Buena.

A casi 100 años de su fundación, el Aeroclub Tucumán hizo historia el domingo pasado, durante los festejos de los 201 años de la Nación Argentina, que se celebraron en nuestra provincia, a través de un desfile cívico militar llevado a cabo en el Parque 9 de Julio.

El Mirador, diario digital de Yerba Buena, habló con el presidente de la institución, Rodolfo  Guerci, que manifestó su agradecido con la convocatoria promovida por el Gobierno de Tucumán para que aviadores y aeronaves tucumanas sean protagonistas de una fecha tan importante para los argentinos.

“Es la primera vez, en los 97 años de vida del Aeroclub que, como aviadores civiles podemos participar de una celebración de esta magnitud y mostrar nuestra  función social, como formadora de pilotos y paracaidistas; y prestadores de acciones comunitarias estratégicas”, declaró Guerci.  

width=

El referente recordó que la pista aérea radicada en Horco Molle (Yerba Buena), además de ser escuela de aeronavegantes, es pionera en el noroeste argentino porque en su base y hangares operan, por ejemplo, aviones y helicópteros sanitarios de la Dirección de Aeronáutica de Tucumán; y es punto de referencia del Sistema Federal de Manejo del Fuego, ya que desde allí ejecutan misiones para extinguir incendios forestales en nuestra provincia.

Un viejo anhelo de los pilotos tucumanos

El piloto privado, Benjamín Martínez, vocal de la Comisión Directiva, expresó que la idea surgió por iniciativa del Ente Tucumán Turismo, a través de su presidente, Sebastián Giobellina, “que nos llamó para hacer algo diferente para el 9 de Julio, con una participación de envergadura que incluyera vuelos en formación con muchas aeronaves”.  

Martínez, que actualmente cursa la carrera de piloto comercial, explicó que la participación involucró a 14 aviones con diferentes prestaciones: fumigador, acrobático, convencional, bimotor y ‘propaganderos’. Aviones que pertenecen al Aeroclub y a pilotos privados que partieron de Garmendia, de la Ramada de Abajo, entre otras zonas rurales, y que hicieron base en Yerba Buena.

¿Cuál fue la logística organizada por el Aeroclub?

Las tareas fueron coordinadas por el piloto instructor y comandante, Efraín Leccese, que se encargó de la operatividad de las pasadas y virajes; y coordinó los entrenamientos de vuelo y reconocimiento en la zona del Parque 9 de Julio. Un despliegue de personas y equipamiento que implicó un gran esfuerzo para los pilotos e instructores locales.

Pasadas en triángulo y diamante

width=

Los aviadores tuvieron que realizar entrenamientos y vuelos de reconocimiento previos, porque el Parque 9 de Julio planteaba una limitación en lo que es la visión vertical, sobre todo en la zona donde iba a estar el público. “Tratamos de hacer formaciones de diamante y triángulo de seis aviones, lo más concentradas, para que se puedan ver desde el suelo. Estábamos condicionados por la ciudad y las antenas”, añadió Martínez.

Luego de las celebraciones patrias, los teléfonos del Aeroclub no paraban de sonar. La gente quería felicitarlos. “Fue un desafío y un honor para todos nosotros porque pudimos participar de un evento de gran envergadura que importa a toda la Nación. Todavía no llegamos a dimensionar lo que pasó y las repercusiones que tendrá en el futuro”, dijo.

width=

Martínez declaró que la institución está comprometida con su comunidad. “Tiene una escuela de vuelo en la que egresaron pilotos que trabajan en las principales aerolíneas: Copa, Latam y Aerolíneas Argentinas; y otros que trabajan para diversas industrias en lugares remotos del mundo. Nuestros pilotos se destacan siempre”, concluyó.

Atractivo turístico tucumano

Los miembros del Aeroclub Tucumán observan el futuro con buenos ojos. Plantean, a través de encuentros aeronáuticos regionales e internacionales, conformar un producto turístico que se posicione en la región. Vale recordar que, cada año, se lleva adelante el Encuentro de Aeroclubes en Yerba Buena que convoca a pilotos, paracaidistas, referentes de la industria aerocomercial, aeroclubes nacionales y miles aficionados.  


Recomienda esta nota: