15ºC H 74%
Martes 22.05.2018
01/02/2018

Actualidad

SOLIDARIDAD

"Ricky", el joven solidario: Ayudó, remolcó y devolvió el dinero recibido

Ayudó a una chica en medio del temporal en la Avenida Aconquija, ella le dio dinero y él se lo devolvió con una nota y un pedido especial. ¡Increíble!
El temporal que azotó el fin de semana a Tucumán y afectó a decenas de personas, dejó también una historia de solidaridad y entrega que se volvió viral en las últimas horas. Una de las protagonistas contó lo que fue una noche de angustia que terminó con una gran enseñanza de vida.
María Gabriela Cansino es una joven de 28 años y estudiante de psicología que había salido a comer con amigas cuando el temporal comenzó a caer sobre San Miguel de Tucumán y anegó varias calles y avenidas. Ella esperó a que dejara de llover e intentó volver a su casa pasada la 1 del domingo en el auto, Galaxy modelo 94. Al pasar por una de las avenidas principales de Yerba Buena (Aconquija al 900) entró agua en el motor del vehículo y se detuvo.
"El auto se me quedó justo en frente de una imagen de la virgen y estuve 20 minutos intentando arrancarlo. Eran más de una 1 de la mañana. En ese momento le decía a la virgencita que me ayudara. No sabía qué hacer y llamé al auxilio. Mientras esperaba, paró una camionetita Fiorino blanca y se bajó un chico para ayudarme. No tenía más de 30 años", comenzó su relato a LA NACIÓN.
María Gabriela contó que el chico, del que ni siquiera sabía el nombre, la ayudó a llevar el auto hacia la vereda y que le ofreció pasarle corriente para intentar arrancar el vehículo, pero no sirvió. Luego llegó el auxilio, pero el joven se quedó a ayudarla y le ofreció remolcar con su camioneta el auto hasta la casa de la estudiante de psicología. "Él se ofreció para remolcarlo, a pesar de tener un auto chiquito comparado al mío", remarcó.
"La soga se rompió dos veces en ese lapso hasta mi casa y él se bajaba de su camioneta la acomodaba y seguía. Cuando llegamos a mi casa le agradecí de mil formas porque me salvó la vida. Me daba miedo estar ahí sola a esa hora. Le di la única plata que tenía, que eran $300, aunque sea para que compra una soga nueva. Eso y una caja con sushi que había comprado para mi familia. Él no quiso aceptarlo... y eso que le insistí varias veces. Entonces, vi que tenía baja la ventanilla del lado del acompañante y le dejó ahí la plata y el sushi", recordó María Gabriela.
Pero la historia no terminó en ese gesto del joven que se había presentado como Ricardo. "Al día siguiente yo no estaba en mi casa y le dejó un sobre a mi papá con la plata y una notita. Yo no podía creer lo que decía. Yo le di ese dinero para que cambiara la soga al menos".
Sorprendida por el gesto, Gabriela compartió a través de sus redes sociales la nota que le dejó el joven salvador y que dice:
"No lo hice por dinero.
Solo me gustaría pensar que si alguno de mis seres amados necesitan ayuda haya alguien que los auxilie.
Lo único que quería a cambio era que si puedes o tienen la posibilidad de ayudar a alguien lo hagas.
Intentando mejorar como personas estamos en camino a una mejor sociedad.
Estaba rica la comida y disculpá la caligrafía y ortografía.
¡Mucha suerte!
Ricky."
Rápidamente la historia y la foto se volvió viral y, hasta ahora, no se conocen más datos sobre "Ricky".
"Que me haya ayudado así fue genial. Es muy lindo lo que dice. Él llegó en el momento que más necesitaba. Yo lo di el dinero para que compre la soga. Sé que no todo se resuelve con plata", agregó María Gabriela y detalló que tiene la nota en su cuarto colgada para hacer lo que él joven le pidió.
La joven estudiante de psicología aseguró que no sabe el apellido ni nada más sobre Ricardo y, ante la consulta sobre qué le diría si lo volviera a ver, aseguró: "Le daría las gracias por ayudarme y que es muy tonto por devolver la plata, que era para comprar la soga que se le rompió dos veces. Que sepa que ahora tengo la nota a la vista para recordar todos los días el mensaje que me dejó".
Por: José María Costa

El temporal que azotó el fin de semana a Tucumán y afectó a decenas de personas, dejó también una historia de solidaridad y entrega que se volvió viral en las últimas horas. Una de las protagonistas contó lo que fue una noche de angustia que terminó con una gran enseñanza de vida.

María Gabriela Cansino es una joven de 28 años y estudiante de psicología que había salido a comer con amigas cuando el temporal comenzó a caer sobre San Miguel de Tucumán y anegó varias calles y avenidas. Ella esperó a que dejara de llover e intentó volver a su casa pasada la 1 del domingo en el auto, Galaxy modelo 94. Al pasar por una de las avenidas principales de Yerba Buena (Aconquija al 900) entró agua en el motor del vehículo y se detuvo.

"El auto se me quedó justo en frente de una imagen de la virgen y estuve 20 minutos intentando arrancarlo. Eran más de una 1 de la mañana. En ese momento le decía a la virgencita que me ayudara. No sabía qué hacer y llamé al auxilio. Mientras esperaba, paró una camionetita Fiorino blanca y se bajó un chico para ayudarme. No tenía más de 30 años", comenzó su relato a LA NACIÓN.

María Gabriela contó que el chico, del que ni siquiera sabía el nombre, la ayudó a llevar el auto hacia la vereda y que le ofreció pasarle corriente para intentar arrancar el vehículo, pero no sirvió. Luego llegó el auxilio, pero el joven se quedó a ayudarla y le ofreció remolcar con su camioneta el auto hasta la casa de la estudiante de psicología. "Él se ofreció para remolcarlo, a pesar de tener un auto chiquito comparado al mío", remarcó.

"La soga se rompió dos veces en ese lapso hasta mi casa y él se bajaba de su camioneta la acomodaba y seguía. Cuando llegamos a mi casa le agradecí de mil formas porque me salvó la vida. Me daba miedo estar ahí sola a esa hora. Le di la única plata que tenía, que eran $300, aunque sea para que compra una soga nueva. Eso y una caja con sushi que había comprado para mi familia. Él no quiso aceptarlo... y eso que le insistí varias veces. Entonces, vi que tenía baja la ventanilla del lado del acompañante y le dejó ahí la plata y el sushi", recordó María Gabriela.

Pero la historia no terminó en ese gesto del joven que se había presentado como Ricardo. "Al día siguiente yo no estaba en mi casa y le dejó un sobre a mi papá con la plata y una notita. Yo no podía creer lo que decía. Yo le di ese dinero para que cambiara la soga al menos".

Sorprendida por el gesto, Gabriela compartió a través de sus redes sociales la nota que le dejó el joven salvador y que dice:"No lo hice por dinero. Solo me gustaría pensar que si alguno de mis seres amados necesitan ayuda haya alguien que los auxilie. Lo único que quería a cambio era que si puedes o tienen la posibilidad de ayudar a alguien lo hagas.Intentando mejorar como personas estamos en camino a una mejor sociedad.

Estaba rica la comida y disculpá la caligrafía y ortografía.¡Mucha suerte!Ricky."
Rápidamente la historia y la foto se volvió viral y, hasta ahora, no se conocen más datos sobre "Ricky".

"Que me haya ayudado así fue genial. Es muy lindo lo que dice. Él llegó en el momento que más necesitaba. Yo lo di el dinero para que compre la soga. Sé que no todo se resuelve con plata", agregó María Gabriela y detalló que tiene la nota en su cuarto colgada para hacer lo que él joven le pidió.

La joven estudiante de psicología aseguró que no sabe el apellido ni nada más sobre Ricardo y, ante la consulta sobre qué le diría si lo volviera a ver, aseguró: "Le daría las gracias por ayudarme y que es muy tonto por devolver la plata, que era para comprar la soga que se le rompió dos veces. Que sepa que ahora tengo la nota a la vista para recordar todos los días el mensaje que me dejó".

Por: José María Costa

Fuente: Diario La Nación

Recomienda esta nota: