21ºC H 44
Jueves 19.09.2019
13/07/2019

Crónica

MEDIO AMBIENTE

Un tucán sobrevoló Delfín Gallo y sorprendió a los vecinos

El ave autóctona habría escapado del cautiverio y una familia intentó protegerla, alimentándola con bananas y denunciando el hallazgo ante las autoridades. Piden a la población proteger al tucán grande que estuvo extinto en la provincia durante décadas. El trampeo de la especie está prohibido.
Ampliar (6 fotos)

Un tucán sorprendió a los vecinos del barrio San Lorenzo. Foto gentileza familia Rivadeneira.

Mientras disfrutaba del sol, tomando mate en la galería de su vivienda, junto a su familia, Elba Lucero, vecina de Delfín Gallo, se sorprendió ayer por la tarde al ver un pájaro grande, de plumaje negro y un vistoso pico anaranjado que se posaba en el tendedero de ropa ubicado en su jardín.

“¡Un tucán!” exclamó una de sus nietas que, fascinada por la belleza del animalito, fue corriendo a la cocina a buscar una banana para alimentarlo. Había leído en El Mirador que estas aves son frugívoras, por lo que sabía que las frutas son su alimento. Aprovechó el momento para fotografiarla, mientras le daba de comer un fruto. Minutos después, el ave levantó vuelo hacia la copa de un árbol cercano. La sorpresa alteró a todo el vecindario, que salió a las calles para admirarlo.

“Mi sobrina le dio una banana. El animalito no tenía miedo. Estaba tranquilo y prácticamente comía de la mano. Le sacamos muchas fotos. Estuvo unos minutos en casa y era muy sociable”, dijo a este medio, Verónica Rivadeneira, hija de Elba, que contó también que hay vecinos que tienen aves silvestres en sus casas: “algo que, sabemos, no está permitido porque son especies salvajes, que tienen que estar libres en el monte". 

 

Como temían lastimar al animal, no intentaron atraparlo porque no sabían cómo hacerlo. Su sobrina, por miedo a que los vecinos del barrio San Lorenzo agredieran o atraparan al pájaro para venderlo, llamó a la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) para informar el suceso, donde la contactaron con la División de Delitos Rurales de la Policía de Tucumán y la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia.

Buscan recuperar al tucán grande 

Diego Ortiz, biólogo integrante del Proyecto Tucán de la Reserva de San Pablo y encargado de  manejo de fauna de la Reserva Experimental de Horco Molle, expresó que se trataría de un animal criado en contacto con el hombre porque era manso y tendría más de un año.

En cuanto a la reacción de los vecinos que comunicaron el avistaje a las autoridades, Ortiz destacó el gesto de la familia mostró su compromiso ambiental. Y sostuvo: "es importante que la ciudadanía tome conciencia de que por un tucán que llega enjaulado a una casa, son miles los que mueren en el camino, una vez son apartados de su hábitat". 

Hablamos de animales silvestres, no de masctotas, dijo: "no pueden estar cautivos. La gente que los tenga en estas condiciones los puede entregar voluntariamente al Proyecto Tucán para que los animales sean atendidos y, en algunos casos, devueltos a la naturaleza”, observó.

El biólogo señaló que la tenencia de estos animales está prohibida y que es un delito: “Puede haber multas y, con respecto al encierro de algunas especies, los responsables podrían ir presos” y concluyó que, en estos momentos, los científicos tucumanos están tratando cuatro tucanes rescatados del cautiverio, que serán liberados en las Sierras de San Javier y San Pablo a fines de noviembre.   

Desde la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia, la responsable del área de Fauna, Ana Palacios, explicó a El Mirador que el avistaje fue notificado a las 17:20 horas y que inmediatamente se desplegó un operativo conjunto con la Policía de Delitos Rurales para tratar de recuperar el animal y trasladarlo a un sitio para su estudio.

“Recibimos un comunicado de la base de la Policía de Delitos Rurales porque recibieron el aviso de que habían visto un tucán grande en el fondo de una vivienda de Delfín Gallo y los vecinos querían que lo fuéramos a buscar”, dijo Palacios.

Durante el operativo, comenzó a oscurecer y, como el ave se desplazaba por la zona, sobre la copa del arbolado y el tendido eléctrico, no fue posible atraparlo.

Por lo que pudieron ver en las fotografías aportadas por la familia denunciante, como el animalito no se veía temeroso ante la presencia humana y aceptaba ser alimentado, sostuvo la especialista, se trataría de un espécimen que estuvo mucho tiempo en cautiverio.

“Es un animal adulto y al parecer está en bueno estado por cómo volaba. No parecía herido”, dijo Palacios, que afirmó que la misión de Flora y Fauna es trabajar con la comunidad para convencer a los vecinos que estas aves, como otros animales silvestres, no pueden vivir junto al hombre, sino en la naturaleza.

“No es normal que los tucanes tengan contacto con las personas. Ese hecho indicaría que estaba en cautiverio”, concluyó la funcionaria que pidió a la población precaución para proteger este tipo de aves, que informen su presencia y que denuncien a quienes las tengan en cautiverio o intenten comercializarlas.

Por estas horas, continúa un operativo para dar con el animal a fin de brindar la atención correcta para analizar su salud clínica a través de especialistas en manejo de fauna.

Proyecto Tucán Grande

El Proyecto Tucán, coordinado por la Reserva de San Pablo, con el apoyo del personal de la Reserva Experimental de Horco Molle de la Universidad Nacional de Tucumán y de la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia, informa que los tucanes son una especie protegida.

Trancas, Tafí Viejo, Yerba Buena, San Pablo, Lules, Famaillá, Monteros y Concepción. En estas ciudades y zonas aledañas es frecuente que durante la temporada invernal se puedan ver tucanes silvestres desplazándose en grupo desde la selva de yungas a los barrios ubicados en el pedemonte, para buscar frutos de higueras, palmeras, nísperos y cítricos. Esto ocurre porque durante esta estación es poco el alimento que pueden obtener en la selva.

En este sentido, los biólogos aconsejan que durante estos meses los vecinos disfruten de la presencia de las aves en sus jardines, donde observarán cómo se alimentan e interactúan entre sí. Ruegan no molestar a las inofensivas aves, en el caso de que ocurra un avistaje y denunciar a las personas que las atrapen o las mantengan cautivas.

Consultas y denuncias

  • Dirección de Flora y Fauna, área Fauna Silvestre – Teléfono: 4218150 – 4215931 int 118 – Móvil: 3814472956
  • Dirección de Delitos Rurales y Ambientales – Teléfono: 4527715
  • Facebook: Proyecto Tucán Grande

Redacción de la nota: Rafael Garbero

Recomienda esta nota: