20ºC H 58
Jueves 05.12.2019
20/11/2019

Actualidad

RUTA 338

Dos megagrúas instalan la estructura del nuevo puente de El Corte

A fines de diciembre, antes de las lluvias estivales, el cruce podrá ser transitado.
Ampliar (2 fotos)

Foto: Martín Correa. SECP

Máquinas imponentes y sus operarios trabajan a destajo en la base del Cerro San Javier para colocar las vigas de 30 metros de longitud que servirán para erigir un nuevo puente vehicular sobre el Río Muerto y así mejorar conexión de la ruta provincial N° 338 que une Yerba Buena con las localidades de El Corte, El Paraíso y San Javier. Tareas que avanzan a paso firme para concluir, antes del inicio de la temporada veraniega, con la construcción de la estructura y del tablero cubierto por cinta asfáltica.

Durante la jornada de ayer se colocó la primera estructura y esta mañana fue instalada la segunda viga de un total de cinco que darán estabilidad al cruce, gracias a las nuevas bases de hormigón que fueron pensadas para resistir los embates de la corriente durante las habituales estivales. Trabajos desarrollados por el Gobierno de Tucumán con presupuesto propio, bajo las directrices de la Secretaría de Obras Públicas y de la Dirección Provincial de Vialidad.

Para desarrollar estos trabajos, fue necesario levantar un terraplén de ripio que durante estos meses sirvió como camino precario para vecinos y visitantes, comentó la secretaria de Obras Públicas, Cristina Boscarino.

Si la climatología es favorable, se estipula que el paso estará montado y transitoriamente se autorizará la circulación del tráfico en diciembre. El paso estará habilitando íntegramente en los primeros meses del 2020 e incluirá caminerías peatonales y barandas, como diques de contención y defensas, 500 metros aguas arriba y abajo del río.

Ricardo Abad, titular de la Dirección Provincial de Vialidad, explicó que el proyecto constructivo abarca la demolición de la vieja estructura que tenía 15 metros de longitud por seis metros de ancho, como de sus bases. Esta se reemplazará por un puente de 30 metros de largo por 13 metros de ancho.

Cortes de tránsito momentáneos

Las vigas premoldeadas fueron trasportadas hasta el lugar en camiones sobre tráilers especiales y, para ser colocadas, es necesario aparcar los vehículos sobre el terraplén, para que las grúas puedan izar las moles cementícias reforzadas con hierro y así colocarlas correctamente. Para concretar las maniobras, hoy y mañana, la Policía de Tucumán procederá a cortar momentáneamente la circulación de automóviles y peatones para resguardar la seguridad.  

Boscarino comentó que “el nuevo puente será dos veces más grande en largo y ancho que el antiguo cruce de la ruta y contendrá el embate del agua durante lluvias extraordinarias”. A su vez dijo que esta obra junto con la que se realiza en el Canal Yerba Buena sirve para prever la recepción del líquido de la sistematización del Arroyo San Javier.

“Tendremos terminado el tablero para el momento en que comiencen las lluvias fuertes y se permitirá el paso a través del puente. Pasadas las lluvias, el terraplén será repasado para rehabilitarlo al tránsito y concluir con las labores en el puente”, declaró.

Asesoramiento de Vialidad Provincial

Abad comentó que la estructura fue diseñada por la DPV para reemplazar al puente que había quedado exiguo para los actuales caudales del Río Muerto. “La nueva estructura tendrá 30 metros de luz y de ancho será de 13 metros porque incluye calzada y veredas”, dijo.

También observó que montadas las vigas, se desarrollará la superestructura superior: “el objetivo es que a finales de diciembre quede el tablero transitable de manera que, cuando crezca el río y no se pueda utilizar el cruce precario, el puente esté habilitado a los vehículos. Pretendemos asegurar la transitabilidad en todo momento”.

El funcionario declaró que se incluyen labores de encauces y defensas del río. A la vez que en la estructura se restituirá parte de los terraplenes. Al ser más grande el puente, el ancho de coronamiento de la ruta será ampliado.






Recomienda esta nota: