21ºC H 95
Martes 31.03.2020
24/03/2020

Actualidad

ATRAPADAS POR LA PANDEMIA

La angustia de dos tucumanas varadas en Grecia por el Coronavirus

El drama que viven una jubilada y su hija encerradas en un departamento en la ciudad de Atenas. Preocupadas porque el Covid19 se propague por la capital helénica, María Eugenia y Eliana piden ayuda a la Cancillería Argentina

Las vacaciones de la jubilada tucumana, María Eugenia Xamena (63 años), y su hija Eliana Godoy (40 años, empleada de la Dirección de Rentas de Tucumán) no fue un capricho. Recorrer Europa fue el anhelo de esta mujer que tras décadas de trabajo en el sector previsional finalmente se hizo realidad el pasado febrero, cuando todavía la enfermedad que hoy preocupa al mundo era un exótico mal de la lejana ciudad china de Wuhan. Plan que transcurría con normalidad durante sus visitas a España e Italia, pero que se convirtió en pesadilla cuando llegaron a Atenas.

Cuenta María Laura Godoy, hija de María Eugenia, que su mamá y su hermana emprendieron viaje de placer a mediados de febrero con fecha de regreso el 26 de marzo. Cuando la pandemia no era tal y se desconocía que el virus Covid 19 iba a correr como la póvora en occidente. 

Primero visitaron España, con total normalidad, y después fueron a Italia. En ese momento, no se percibía ningún peligro en los países mediterráneos. 

Transcurridos unos días en el norte italiano, “mi madre comenzó a preocuparse cuando se dieron a conocer los primeros casos de la enfermedad. Cambiaron vuelos con destino a Venecia y se fueron al sur italiano. Suspendieron un viaje programado a Francia, cancelaron hoteles y pasajes, sin recuperar el dinero. Y, desde el 11 de marzo, están en Atenas”, el mismo día que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia que fue bautizada como Coronavirus. Días después, el lunes 16 de marzo, el presidente Alberto Fernández tomó las primeras medidas sanitarias y recomendó no realizar viajes al exterior.

Con la noticia, las mujeres intentaron suspender el viaje, pero tuvieron problemas para conseguir un vuelo que las llevara de regreso a Madrid donde sí opera Aerolíneas Argentinas (AA), ya que la compañía de bandera no tiene servicios en la capital griega y los vuelos con otras aerolíneas hacia España habían sido suspendidos. Pidieron ayuda a la Embajada Argentina en Atenas y allí se encontraron con otros 60 argentinos en la misma situación. Si bien el personal diplomático las contuvo y posibilitó la comunicación con Cancillería Argentina y Aerolíneas, no lograron una solución hasta el momento.

“Están desesperadas y muy endeudadas. Apenas pueden pagarse el alojamiento y la comida. Tuvieron que dejar el hotel que habían contratado hace meses porque concluyó la reserva. Ahora están encerradas en un departamento alquilado por Airbnb y se comunican con nosotros gracias a que tienen Wifi. Se les está por vencer el arriendo y no saben si la inmobiliaria les renovará. Grecia recién ahora está por aplicar restricciones por Coronavirus”, comenta María Laura.

Su mamá y su hermana están terrorizadas y dice que los griegos se auto aislaron voluntariamente. Sólo permanecen abiertos supermercados y farmacias. No es fácil la comunicación, poca gente deambula por la calle y la desolación causa temor por la creciente inseguridad en un país en el que hay una gran marginalidad entre los inmigrantes africanos, sirios y de los países del este europeo.

“Mi mamá sufre cuadros de taquicardia, producto del estrés y le queda poca medicación para la presión. Casi no tiene plata para solventar su estadía” y alerta que la mujer sólo tiene ingresos a través de un escaso haber previsional.   

María Eugenia y Eliana estudian vuelos por vías alternativas a través de naciones africanas y Turquía. Grecia está próxima a cerrar las fronteras con el resto de Europa y la nación turca pide 14 días de cuarentena reglamentaria a los turistas que hayan visitado España o Italia: “Comprar un pasaje de vuelta a la Argentina por ese país sería una deuda más que no sé cómo pagarán”.   

Las tucumanas junto al resto de argentinos dispersos en Atenas, presentaron notas en la Embajada y grabaron un video que se hizo viral días atrás. “En la delegación consular al comienzo los contenían. Ahora sólo se comunican por correo electrónico” y detalla que por la ubicación de Grecia, con los países eslavos al norte, más el cierre de fronteras, se hace imposible salir de allí por vías terrestres para poder encontrar la tan ansiada conexión aérea con Argentina. 

Como los vuelos de repatriación sólo despegan de Madrid y Roma, Aerolíneas cambió los pasajes para volver por Italia, pero no pudieron viajar por la carencia de conexión aerocomercial: “Nosotros queremos que Cancillería tramite alguna solución para los argentinos que están allá”.

Y explica que como no pueden llegar, les cambian las fechas de regreso de los pasajes. “En la Embajada les dijeron que el problema no dependía de ellos. Que la solución es una cuestión política. Que los aviones de Aerolíneas no pueden hacer vuelos directos a Atenas por cuestiones logísticas”, asevera.

Desde Tucumán, sus familiares las ayudan pagando los vencimientos de las tarjetas de crédito: “Tenían algo de efectivo que usan sólo para la comida. El problema es que si cierran totalmente las fronteras no sé qué van a hacer. Pagan 25 Euros por día en el alojamiento. La Embajada sólo los ayudó ofreciéndoles alojamientos más económicos y el Estado griego no contiene a los turistas varados”.

Aunque pudieron aislarse para estar protegidas de la propagación del virus, María Eugenia y Eliana continúan en Grecia, sin una solución segura que les posibilite el reencuentro con sus seres queridos.


Recomienda esta nota: