20ºC H 69
Martes 19.01.2021
30/04/2020

Actualidad

Controles

Incautan alcohol con procedencia incierta y rótulos adulterados

Los procedimientos se realizaron en dos drugstores de la Capital.

Con el objetivo de asegurar la calidad de atención de las personas y de los productos que se encuentran en el ámbito de control del organismo, durante el pasado miércoles y a raíz de una serie de denuncias recibidas, el equipo técnico del Departamento de Fiscalización Farmacéutica y Terminología Médica desarrolló un procedimiento de inspección. Los agentes de la dependencia se apersonaron en dos drugstores de la Capital en donde determinaron faltantes de recibos de compra y de la identificación del producto que estaban comercializando.

Por este motivo, el titular de la Dirección General de Fiscalización Sanitaria, Orlando Di Marco y la jefa del Departamento de Fiscalización Farmacéutica, Sandra Miotti, instaron a la comunidad a comprar productos sanitizantes solo en lugares habilitados como farmacias.

Estamos pendientes de observar que la población no sea sorprendida con el expendio de productos farmacéuticos que no correspondan”, sostuvo Di Marco. En ese sentido, Miotti advirtió y recordó a la población la necesidad de efectuar las compras de alcohol en lugares habilitados como farmacias, ya que de no tratarse de alcohol etílico puede provocar problemas de salud o no ser efectivo para sanitizar y solo cumplir funciones cosméticas.

“Recibimos una denuncia del Laboratorio de Elaboración de la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia, en la cual nos informaban de un producto medicinal de farmacopea que indicaba ‘Alcohol 96°’ que estaba siendo vendido en un drugstore de la capital. De forma que fuimos al lugar junto a dos inspectores y realizamos la incautación de ese y otros productos que mostraban rótulos apócrifos”, explicó Miotti en tanto agregó que el laboratorio de la Universidad está habilitado para producir alcohol en gel pero no de 96°, ya que esto es competencia exclusiva de empresas y fábricas habilitadas por ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica).

Durante el procedimiento se incautaron además bidones con alcoholes de dudosa procedencia ya que el drugstore no podía certificar el origen de los mismos con facturas de compra y derivaron la inspección hacia otro comercio que los había provisto del producto y que se encontraba en iguales condiciones.


Recomienda esta nota: