16ºC H 31
Sábado 19.09.2020
11/09/2020

Actualidad

VIDEO

Por la okupación en Villa Carmela, crece el riesgo de contagios de Covid-19

"Los okupas no son personal esencial durante la pandemia. No usan barbijos y pasan el día reunidos con punteros consumiendo bebidas y otras cosas". Es lo que manifiestan vecinos de Cebil Redondo preocupados por la presencia de cientos de malvivientes que incumplen las normas sanitarias durante la apropiación ilegal de tierras del ferrocaril. Acusan falta de respuestas de las fuerzas del orden y de la justicia. Hay temor por el incremento de casos de coronavirus en el área.
Ampliar (2 fotos)

Imagen gentileza de los vecinos del barrio Altos del Cebil.

Ante la ocupación de tierras federales del ferrocarril pertenecientes a la línea del Tren Belgrano Cargas en un sector de Tafí Viejo que colinda con Villa Carmela, crece la preocupación de los vecinos de la comuna de Cebil Redondo, ubicada al norte de Yerba Buena, por la propagación de casos de coronavirus debido a que los malvivientes que fueron conducidos en banda por punteros políticos, permanecen durante el día y la noche sin cumplir distanciamiento social y uso de barbijos.

De acuerdo a lo manifestado por un vecino del barrio Altos del Cebil, “la situación se agrava toda vez que se los ve en grupos, sin utilizar barbijos, compartiendo del pico bebidas alcohólicas, mate, cigarrillos y sustancias mientras acampan en tierras federales del otro lado de la vía y sobre los durmientes del ferrocarril”.

El habitante del desarrollo inmobiliario privado que “fue severamente perjudicado por los criminales que llegaron de a cientos, no sólo cometen un delito federal al perjudicar el tránsito del tren de cargas, sino que no cumplen las normas sanitarias. Todos estamos obligados a cumplirlas, menos estos trogloditas”.

En distintas fotos y videos que hicieron públicos los vecinos del barrio Altos del Cebil se observa un grupo de personas sin barbijos. Uno de los usurpadores que cobró protagonismo por integrar una patota, dijo ser empleado contratado de la Municipalidad de Tafí Viejo y vestía uniforme de trabajo de esa repartición. 

“Es indignante. Mientras yo tengo mi negocio gastronómico cerrado por cuestiones sanitarias y a todos mis empleados parados, distintos sectores promueven ocupaciones de tierras ilegales, movilizando a soldaditos, empleados municipales, taxistas, remiseros, beneficiarios de planes sociales y vagos que se pasan el día acampando en la zona, molestando y amenazando al vecindario, reuniéndose con punteros que les llevan víveres para que continúen el campamento. Están todos juntos sin barbijos, reunidos en rondas y haciendo fogones".

La situación en la zona genera alarma porque en las últimas semanas en Cebil Redondo, Lomas de Tafí y San José se registró circulación viral comunitaria y creció el número de contagios.

“Es llamativo que se permita a estas personas ocupar terrenos a sus anchas. Que la Policía no los detenga si quiera por no respetar las normativas impuestas desde el Estado nacional para evitar contagios”, relató y se preguntó: “dónde está el Ministerio Público Fiscal y las fuerzas del orden para apresar a estos sujetos que además de robar tierras al Estado nacional y amenazar a vecinos, hoy contribuyen con la propagación del coronavirus”.

El vecino del barrio Altos del Cebil comentó que durante toda la cuarentena, la Unidad Fiscal de Enfermedades Sanitarias, dirigida por Carlos Picón y Mariana Rivadeneria, advirtieron a los barrios cerrados sobre la prohibición de realizar reuniones sociales. Sin embargo, en estos días no se vio a personal policial, ni del MPF realizando operativos para detener a los okupas que se pasan el día en grupos: "los okupas no son personal esencial durante la pandemia. Esto es el mundo del revés". 

“Quisiera ver a los operadores judiciales haciendo su trabajo. Debería intervenir y apresar a todos porque no están en sus jurisdicciones de origen, no cumplen el distanciamiento y no usan barbijos. Los okupas son criminales que deberían estar presos, no recibiendo bolsones de comida y  protección”, expresó el hombre, que sostuvo además que la justicia local y federal es cómplice de las mafias que lideran las ocupaciones y serán responsable cuando surjan focos de contagio del mal que preocupa al país y a la provincia.

El contexto sanitario y ambiental empeoró en las últimas horas porque “los malvivientes están desmalezando y desmontando los márgenes de la vía con desmalezadoras, machetes y maquinaria vial. Son un grupo de tareas que cuenta con toda la logística para apropiarse del lugar. Queman los árboles talados y arbustos generando enormes columnas de humo que contaminan el aire de toda el área. No sólo se ponen en riesgo por el coronavirus, sino que provocan contaminación ambiental y, con ello, generan las condiciones para que crezcan los casos de patologías respiratorias en la localidad”.

De esta manera, la genuinos vecinos de la zona, piden mayor presencia de los equipos de emergencia a fin de evitar mayores perjuicios socioambientales y control de incendios de malezas y campos vecinos. 

De acuerdo a las estadísticas sanitarias, los indicadores de contagios crecen toda vez que se registra la aglomeración de personas que no cumplen con las normas sanitarias. El vecino de Cebil Redondo pidió al Estado “que reprima a quienes no cumplan con las leyes porque el riesgo de circulación comunitaria crece por culpa de la desidia de los ciudadanos y de quienes tienen la responsabilidad de controlar”.

Cómo se propaga el virus

En estos momentos no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).​​​​​​​ La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Se cree que el virus se propaga principalmente de persona a persona. Entre personas que están en contacto cercano, a una distancia menor a los dos metros.  A través de gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente ser inhaladas y llegar a los pulmones.

Todas las personas deberían

  • Evitar reuniones sociales y contactos interpersonales estrechos.
  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Cubrirse la boca y la nariz con una mascarilla cuando está con otras personas.
  • Estornudar y toser en el pliegue del codo. No salivar.
  • Limpiar y desinfectar espacios comunes.


Recomienda esta nota: