17ºC H 66
Miércoles 28.10.2020
16/10/2020

Actualidad

Sanidad Pública

El Centro de Salud realiza cirugías complejas a pesar de la demanda de atención por Covid

El servicio de Cirugía de Cabeza y Cuello sostiene sus prácticas pese a la pandemia.
Ampliar (1 fotos)

Centro de Salud

El servicio de Cirugía de Cabeza y Cuello del hospital Centro de Salud sigue realizando intervenciones de forma exitosa. En qué consisten y cómo trabaja el equipo.

Actualmente el servicio está compuesto por Pablo Osvaldo Vallejo, jefe del área, Manuel Ángel Usandivaras, el especialista en cirugía plástica y reconstructiva, Esteban Ezequiel Bolea y los equipos de anestesia y de quirófano del hospital.

“En las cirugías de cabeza y cuello, tanto oncológicas como de trauma, el problema que siempre se suscita es el tema de la reconstrucción. Lo que se busca es, primero, tratar la enfermedad, y después conservar la función de habla, deglución, masticación y la parte cosmética, que es lo que le permite al paciente reinsertarse a nivel social”, detalló Vallejo.

Estas cirugías de reconstrucción consisten en realizar trasplantes de colgajos microvascularizados, es decir, de tejidos de una parte del mismo paciente, ya sea de la muñeca, de la pierna o del abdomen, a la zona receptora donde está el defecto a reconstruir. Durante el procedimiento se extrae tejido con los vasos que hay en ella y se los coloca, uniendo con los vasos receptores, lo que asegura la vitalidad del trasplante.

“Durante la pandemia, y a pesar de sus dificultades, pudimos realizar tres tipos de estas cirugías. Dos de ellas correspondían a pacientes oncológicos, uno con cáncer de rostro que le abarcaba la mejilla, el cuero cabelludo y el pabellón auricular y se le realizó una reconstrucción con un colgajo que sacamos de la parte lateral del muslo. La otra cirugía constaba de un cáncer que le ocupaba la parte de las amígdalas, la boca y parte de la lengua, donde le colocamos un colgajo extraído de la parte anterior de la muñeca. La tercera cirugía es de un paciente con un trauma severo de mandíbula causado por un arma de fuego. Le faltaba la mandíbula y se debió reconstruir con tejido óseo del peroné”, detalló Vallejo.

Estas cirugías son de gran envergadura, involucrando aproximadamente entre 8 y 12 horas de cirugía e involucra con varios equipos.

Por su parte, Usandivaras explicó que este tipo de intervenciones se realizan cuando, por ejemplo, por el tratamiento de un cáncer se deba extraer mucho tejido de una zona. “A eso se lo debe cubrir con el mejor tejido posible y siempre suele ser tejido del propio paciente”.

A su vez, Bollea, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, comentó que para estas intervenciones se necesita material específico y el uso de un microscopio con un importante aumento. “Sacamos el tejido con los vasos sanguíneos, le cortamos la irrigación a los colgajos y buscamos otros vasos para volver a unir. Estos vasos tienen un diámetro de entre 1 y 2 milímetros”.

Para concluir, el jefe del servicio resaltó: “Es importante destacar el esfuerzo y el apoyo de la dirección del hospital en esta época de pandemia; y la incorporación de especialistas preparados a nivel internacional para que podamos realizar este tipo de intervenciones en un hospital público”.


Recomienda esta nota: