ºC H
Domingo 17.10.2021
06/10/2021

Actualidad

Felisa, de 106 años, completó su esquema de vacunación contra el Covid-19

La División de Inmunizaciones del Siprosa visitó su casa para colocarle la segunda y última dosis.

La División de Inmunizaciones del Siprosa visitó este martes la casa de Felisa Dominga Márquez de 106 años con el objetivo de colocarle la segunda y última dosis contra el coronavirus. Esta iniciativa está destinada exclusivamente a aquellos pacientes que no pueden acercarse a un nodo de vacunación.

Elisa Norma Córdoba (69), hija de Felisa, contó que cuando su mamá se enteró de la pandemia que estaba atravesando el mundo, por medio de los informativos, le dijo: “Las personas tendrán que entender que esto es para toda la vida, por lo que hay que adaptarse y a vivir con esto”.

Elisa nunca dudó en registrar a su mamá en la página del Ministerio de Salud para que un equipo de inmunizaciones se acerque a su domicilio para vacunarla: “Me enteré de esta posibilidad gracias a una publicación del diario. Estoy muy agradecida porque parte de mi vida la transité a nivel hospitalario y sé lo que significa la inmunidad y poder tener al equipo del Ministerio en mi casa para poder completar el esquema es una bendición. Mi mamá tiene 106 años y es muy difícil poder movilizarla”.

Felisa tuvo tres hijos y nació al norte de Buenos Aires, en Cañada Seca, luego se fue con su familia al sur de Santa Fe, en esa época las posibilidades de estudio eran hacer la primaria y algunas cuestiones en extensiones de labores y bordados. “Ella hacía bordados y tenía como una virtud en el manejo de costuras, diseño y confección. Mi familia abrió aquí el primer taller de restauros de obras de arte de todo el NOA, mi madre hacía atención al cliente y parte de la puesta en valor y restauración”.

La supervisora de la División Inmunizaciones del Siprosa, Sandra Ibáñez, resaltó que estas experiencias de trabajo son un incentivo para su labor diaria: “Es un gran orgullo. Todos podemos llegar a esa edad con una calidad de vida mejor, siempre tenemos que acompañar nuestra vida con actividad física. Felisa está muy bien, está lúcida, charló con nosotros y eso nos motiva a seguir teniendo esperanzas y a cuidarnos. No debemos bajar los brazos, debemos continuar con los cuidados como el uso del barbijo, la distancia y el lavado de manos”.


En la oportunidad, Ibáñez contó que todas las visitas que realizan a domicilio se hacen luego de que los pacientes sacan su turno en la página del Siprosa. 

Hasta el momento vamos completando aproximadamente 500 domicilios con primeras y segundas dosis, por lo que es un orgullo, porque es un trabajo especial como así también fue cuando anduvimos casa por casa que fue otra estrategia del Ministerio de Salud lanzado hace un mes y medio atrás y donde colocamos 2.500 dosis a personas que no podían asistir, principalmente porque tenían problemas en el acceso a la vacuna por sus horarios de trabajo”.

Por último, la profesional resaltó que estos no son números menores: “500 domicilios visitados con un esquema completo de vacunación, más las 2.500 dosis que se realizaron casa por casa y con los operativos itinerantes tenemos más de 16 mil vacunas colocadas”.


Recomienda esta nota: