21ºC H 46%
Sábado 18.08.2018
27/04/2018

Comer y beber

BUEN COMER

Estos son los 5 alimentos que hay que comer si o si todos los días

Una lista para vivir mejor sin resignar sabor, según los que saben.

Hay alimentos que uno debería comer todos los días o, al menos, tan a menudo como se pueda. Es así de sencillo lo que plantea Teresa Fung, nutricionista y profesora adjunta de Harvard graduada en Cornell. Entonces, al momento de pensar en una dieta saludable, no todo se reduce a quitar comidas de la lista, sino a sumar.

La docente nombró, ante la consulta del Harvard Health Publishing, cinco alimentos que tienen un mayor impacto nutricional en la dieta semanal.

1. Salmón. Este pescado aceitoso, reconocible por su color rosa, es rica en proteínas saludables y en ácidos grasos Omega-3. Estos últimos son beneficiosos tanto para el corazón como para el cerebro. Además, traen vitamina D. Como no se trata de un alimento precisamente económico, Fung recomienda comerlo “por lo menos una vez por semana”.

2. Repollitos de Bruselas. Son bolitas verdes muy crujientes, tienen pocas calorías (28 en media taza) y muchos nutrientes. Agregan a la dieta vitamina A, C, K, potasio, ácido fólico y antioxidantes (así como otros compuestos bioactivos), que colaboran en la prevención de daño celular. Como muchas personas son reacias a su sabor amargo, la recomendación es asarlos con una pizca de aceite y agregarles nueces picadas (lo que trae beneficios adicionales, como se vera). En todo caso pueden remplazarse por otros vegetales de hoja.

3. Arándanos. Estas bayas oscuras traen consigo antioxidantes, especialmente vitamina C, vitamina A y fibras. En cada 100 gramos vienen 56 calorías y se pueden reemplazar por guindas o granadas en caso de que la frutería o supermercado no tengan arándanos. Una posibilidad es congelarla y luego, cuando se necesiten, agregárselas a yogur natural para hacer un batido.

4. Frutos secos. Son muy útiles como snacks y agregan a la dieta una necesaria cuota de aceites, proteínas y vitamina E. Cualquier tipo está bien: almendras, maní o pistachos, o mejor aún, una mezcla de varios distintos. Lo importante, subraya Fung, es que no tengan sal. Eso sí: tienen bastantes calorías. Según él que se elija, una onza (28 gramos) genera 200 calorías o más, así que hay que consumirlos en cantidades pequeñas.

5. Yogur natural. Fuente necesaria de probióticos saludables para el intestino, proteínas, calcio, magnesio, vitamina B12 y ácidos grasos esenciales. Pero, los comerciales que uno encuentra habitualmente en el supermercado o comercio del barrio vienen con demasiada azúcar, lo que hace que lo negativo sea más alto que lo positivo, cuando se habla de alimentos saludables. La solución: yogur natural con arándanos o frutos secos. Así, como quien dice, se matan “varios pájaros de un tiro”.

Los motivos para llevar una dieta saludable

Sergio Britos, docente y nutricionista universitario, durante una entrevista que dio al diario La Capital de Rosario el año pasado, mencionó que los dos problemas nutricionales del país hoy son la obesidad y el sobrepeso. Este es un drama que no sabe de clases sociales, porque entre la población de más bajos recursos, donde la alimentación es precaria, hay un exceso de harinas refinadas, tuberculos y productos con alto nivel de grasa y azúcar.

“Son todos alimentos que, comparados con los de mejor nivel nutricional, resultan más baratos por cada caloría y por lo tanto terminan siendo más accesibles para los hogares más pobres”, explicó el profesional oportunamente.

Hay, señaló Britos, un 58% de adultos y 35% de niños y adolescentes con sobrepeso en el país. Y, si bien no hay estudios recientes, señala que los que hay marcan una tendencia: “Mayores niveles de sobrepeso entre los sectores sociales más bajos”.

 

 


Recomienda esta nota: