23ºC H 61
Domingo 17.11.2019
10/06/2016

Crónica

COMUNIDAD

Oda a los constructores de Yerba Buena

Por: Rafael Garbero
El crecimiento urbano de nuestra ciudad demanda cada vez más trabajo. Hay constructores que son un modelo a seguir. Su labor anónima cobra trascendencia cuando las obras tienen un fin comunitario
Ampliar (1 fotos)

Obrero trabajando en el Boulevard 9 de Julio. Foto: Rafael Garbero

Entre cal, arena, andamios, varillas, alambre, vigas, bultos de cemento. Los albañiles trabajan al grito de “¡mezclá maestro! La cuchara y la pala no pueden parar”.

Costruttore en italiano. Constructor en castellano. El arte de fabricar edificios e infraestructuras es el oficio que ejercieron nuestros abuelos. Algunos trabajaron en el ferrocarril, con el diseño de material rodante y la construcción de estaciones pueblerinas; otros, en el campo. Cada vez que veo un obrero admiro esa capacidad de hacer en base a la experiencia.

En la obra de canalización del Boulevard 9 de Julio, muchas personas trabajan bajo tierra y hacen su labor anónima. No quieren “la foto”, como ocurre con los políticos en campaña proselitista. Cumplen con sus tareas cada jornada con la convicción de que su esfuerzo servirá a la comunidad. Esto último, palabras más, palabras menos, es lo que sienten muchos albañiles del "Boulevard". 

Rodeado de tablas de madera, alambre y varillas de hierro, Juan Cruz trabaja con el armado de un encofrado al que llenará con hormigón. El material es una de las bases con las que se da forma al canal cerrado ubicado en la zona sur de Yerba Buena. Juan, que vive en Cebil Redondo y tiene cinco hijos, rememoró: “Aprendí el oficio gracias a mi abuelo. Un tipo fuerte como pocos. Toda su vida se dedicó a la obra. Comenzó a los 12 años con su padre y continuó estudiando en una escuela técnica, que no terminó”.

El constructor explicó que, como su abuelo, que supo ser parte del obrador del Autódromo Nasif Moisés Estéfano (Capital), sueña con participar de una obra civil que le de trascendencia como “laburante”. “El Boulevard servirá a muchas generaciones. Solucionará el problema del agua en los barrios y cambiará la zona sur de Yerba Buena. Me gustaría, algún día, decirle a mis hijos: mirá, esto que se hizo aquí, lo hice yo con mis compañeros”.

El albañil es un trabajador que muchas veces pasa desapercibido para la sociedad, pero su obra ahí está, y en muchas ocasiones nos impresiona por el detalle de su construcción. Ya sea una casa, un edificio, un puente, un  canal, un centro de convenciones. Representa la labor de muchos hombres que toman la responsabilidad de construir de la nada semejante belleza con sólo utilizar sus manos. La gran mayoría de los hombres de la cuchara no cuenta con una vida llena de lujos, pero lo poco que logran conseguir lo disfrutan como si fuera todo en sus vidas. Claro, no faltan los incumplidos, los impuntuales, los que desaparecen los lunes. Pero, también están los estudiosos, lo que enseñan con el oficio, los que se esfuerzan por llevar el ejemplo a sus casas y hacer de nuestra ciudad, un buen hábitat. 

Recomienda esta nota: