23ºC H 80
Viernes 19.04.2019
10/11/2016

Crónica

ORGULLO DE YERBA BUENA

El Instituto Balseiro distinguió a un estudiante de la Escuela de Agricultura

El alumno de la EAS participó de la 15ª edición de la beca IB. La temática, este año, fue "Errar es humano: Caminos posibles hacia un descubrimiento científico"
Juan José Perea Garzón, alumno de 6° Año TQA de la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia (EAS) participó de la decimoquinta edición de la beca IB, que otorga el Instituto Balseiro, y recibió una mención especial al ubicarse entre los finalistas.

La reconocida institución ubicada en San Carlos de Bariloche realiza cada año este evento en el cual convoca a estudiantes de escuelas de enseñanza media de todo el país a presentar monografías con temas que van cambiando año a año.
En la edición 2016, la temática elegida fue “Errar es humano: Caminos posibles hacia un descubrimiento científico”.

“A través de la historia, la Ciencia y la Tecnología han recorrido un largo camino de frustraciones, sinsabores, y hasta hechos azarosos, antes de alcanzar el éxito. Incluso, algunas personas detrás de estos logros tuvieron que esperar años para que fueran reconocidos. ¿Cuál pensás que ha sido el rol de los accidentes y/o errores en el camino del descubrimiento?; ¿Cuánto creés que influye en los nuevos descubrimientos el miedo del científico al error? ¿Y cuánto condiciona a quienes financian la investigación?”

Estos fueron algunos de los interrogantes en base a los cuales los estudiantes hicieron un análisis personal de los hechos o descubrimientos polémicos ocurridos a lo largo de la historia.

El trabajo de Perea Garzón cuenta la forma en que el error es fundamental a la hora de aprender en los laboratorios de su escuela y también repasa algunos descubrimientos científicos o del ámbito de la actividad culinaria que surgieron por casualidad, a partir de “descuidos” o fracasos en primera instancia.

“Aún de lo más malo hay que sacarle una enseñanza porque todos venimos a esta vida para aprender, para superarnos y para crecer no para quedarse en un pozo estancados sin un propósito”, escribe Perea Garzón entre sus conclusiones, que pueden leerse en el siguiente link
http://www.ib.edu.ar/becaib//bib2016/trabajos/PereaJuan.pdf.

La distinción es un motivo de orgullo para la EAS y una muestra más de la reconocida excelencia académica de las escuelas experimentales de la Universidad Nacional de Tucumán.
Recomienda esta nota: