16ºC H 51
Domingo 12.07.2020
18/03/2020

Crónica

ORGULLO PROVINCIAL

Destacan la labor de marino tucumano en el Rompehielos Irízar

Emilio Guillermo Coronel cumplió 36 años de servicios en la Armada Argentina, donde se destacó por su trabajo en la Central Atómica Atucha II y en el cargo Inspecciones en la Dirección de Proyectos del Rompehielos ARA “Almirante Irízar” (PYRI) en Tandanor.

El suboficial Mayor Emilio Guillermo Coronel ocupa el cargo Inspecciones en la Dirección de Proyectos del Rompehielos ARA “Almirante Irízar” (PYRI) encargada de la modernización del buque en el astillero argentino Tandanor. Como Inspector de electricidad y máquinas, Coronel trabaja en la supervisión y seguimiento del proyecto.

Tiene 51 años y 36 de servicio: “Fui convocado de nuevo a trabajar allí, por el conocimiento que tengo sobre las reparaciones del rompehielos; por haber trabajado antes con el buque”, contó.

 “Estaba retirado y me reincorporé al servicio, algo que a mí me enorgullece porque me han tenido en cuenta. La Armada me gusta y me apasiona; es parte de mí”, destacó.  

Oriundo de Tucumán, vivió con su padre y sus hermanos en San Miguel, en el barrio  San Cayetano y fue al Colegio Parque 9 de Julio, donde hizo hasta 6° grado.

 A los 14 años vino a Buenos Aires a vivir con su tío con el deseo de pertenecer a las Fuerzas Armadas. Contó que era muy joven para ingresar al Ejército Argentino y optó por la Armada que aceptaba su corta edad.

 “Cumplí mis 18 años en navegación, a bordo del entonces portaviones ARA ‘25 de Mayo’”, rememoró. “La vivencia que tuve ahí con mis compañeros fue única, de sentirme en familia, y de ser parte de algo grande; ese destino me marcó. Como electricista, trabajaba y era parte de la Cubierta de Vuelo del portaviones y cada vez que salía un avión era una victoria, una sensación inigualable”, expresó.

 También contó que tuvo el honor de desempeñarse en la Central Atómica Atucha II como Jefe de Sección de Obra e Instrumentación Nuclear en la Dirección de Investigación y Desarrollo, perteneciente a la Dirección de Material Naval.

 Hoy, a pocos meses de su retiro efectivo, el suboficial Coronel trabaja en el cargo Inspecciones en la Dirección de Proyectos del Rompehielos ARA “Almirante Irízar”, supervisando la modernización del barco como inspector de electricidad y máquinas.

 "Llegó el momento de cierre, me voy contento, con la satisfacción de haber cumplido, pero sé que con el tiempo voy a extrañar porque la Armada engloba toda mi vida”, confesó Coronel.

 “A lo largo de toda mi carrera en distintos puntos de Argentina, la distancia no logró sacarme las ganas de volver siempre a Tucumán, no hay como mi Tucumán querido y las empanadas de mi mamá Isabel”, concluyó con una sonrisa.



Recomienda esta nota: