26ºC H 62
Viernes 05.03.2021
22/02/2021

Deportes

Se cumplen 40 años del debut de Maradona en Boca

"El 10" fue comprado a Argentinos en una operación larga, confusa, que a Boca nunca le terminó de cerrar desde los números pero sí desde el corazón.

Una fecha grabada a fuego. Una fecha de unión, donde ese ídolo popular se encontró con ese club que se jacta de ser el equipo del pueblo. Donde Diego Armando Maradona vivió por primera vez lo que era ser jugador de Boca. Un 22 de febrero del 81, el Diez debutó oficialmente en el Xeneize. Y comenzó un amor que todavía no caduca.

Maradona fue comprado a Argentinos en una operación larga, confusa, que a Boca nunca le terminó de cerrar desde los números pero sí desde el corazón. Luego de un amistoso contra el Bicho, el Xeneize y Diego comenzaron su camino en el Metropolitano 1981 ante Talleres. "La expectativa era enorme", recordaba Roberto Mouzo, capitán del aquel equipo, en charla con Olé. "La fantasía superó a la realidad", definió tiempo atrás Miguel Brindisi. Y tenían razón: ese 4-1 a los cordobeses, con dos goles de Maradona de penal, era incluso más de lo que una Bombonera repleta por solamente hinchas locales esperaba. Incluso, Diego jugó aquel partido infiltrado a raíz de una molestia muscular ​que días después derivaría en un desgarro.

Esa postal de tribunas llenas en La Boca y en cada salida al Interior se repitió durante todo ese mágico torneo. Porque Maradona se calzó la pilcha de ídolo desde el primer día, pero el cariño de la gente fue aumentando cada fecha más.

El punto cero entre Diego y Boca fue en el partido ante los cordobeses correspondiente a la fecha 1 del Metro 81, el torneo de Primera División del que participaron 18 equipos: fueron dos rondas de todos contra todos. El Xeneize, orientado tácticamente por Silvio Marzolini, lo ganó al imponerse por un punto a Ferro (50 a 49), mientras que más atrás quedaron Newell's y River, ambos con 39. Cabe recordar que en aquella época, cada victoria contabilizaba como dos puntos para la tabla de posiciones: Boca ganó 20 encuentros, empató diez y perdió cuatro.

Maradona culminó ese Metropolitano del 81 con 28 partidos jugados y 17 goles. Terminó con un título bajo el brazo, el único en sus ciclos en Boca. Y empezó con esa comunión entre Diego y la gente xeneize, entre el ídolo y sus fanáticos. Como dijo en su homenaje, obviamente en la Bombonera: "Les pido que este amor no se acabe nunca". Amén.

Fuente: olé


Recomienda esta nota: