16ºC H 70
Lunes 15.07.2019
05/07/2019

Ocio

BUEN COMER

Cómo hacer pan para celíacos a base de quínoa

Cinco pasos para elaborar panificables saludables y reducir el uso de harinas sin gluten.
Ampliar (1 fotos)

Pan lactal a base de quínoa. Foto: El Mirador.

En sólo cinco pasos es posible elaborar panes ricos aptos para celíacos. Recurrir al empleo de quinao es una forma simple de reducir el uso de harinas sin tacc (trigo, avena, cebada y centeno) para elaborar panificables con bajos niveles de almidones y azúcares.

La quínoa no es más que una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llamamos también pseudocereal. Como tal, la quínoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de seis gramos de grasas en igual cantidad de alimento.

A pesar de que abundan en internet recetas de panificables, son pocas las que aseguran un producto de calidad. Por este motivo, probamos la preparación de un pan lactal de semillas que dio resultados sorprendentes por su utilidad para elaborar sándwiches y tostadas con rodajas suaves y sabrosas.

Para hacerlo, es conveniente utilizar sólo productos inscriptos como libres de gluten o sin TACC. 

Ingredientes

  • Leche, cantidad necesaria
  • 1 sobre de levadura instantánea
  • 10 gramos sal
  • 1 cucharada azúcar
  • 200 gramos almidón de maiz.
  • 200 gramos mandioca
  • 100 gramos leche en polvo
  • 100 gramos de quínoa seca (lavar, hervir y escurrir previamente)
  • 1 huevo
  • 6 cucharadas aceite de maíz
  • 1 cucharada de sésamo blanco
  • 1 cucharada de semilas de girasol

Instrucciones

  1. Entibiar un poco la leche, agregar la levadura, la sal y el azúcar, y dejar espumar.
  2. Mezclar el almidón de maíz, la mandioca, la leche en polvo en un bol y la quínoa cocida y las semillas de sésamo y girasol. Agregar huevo, aceite y la espuma que se formó con la levadura. 
  3. Mezclar todo. La preparación debe quedar semiespesa, no dura como para amasar. Una masa que se pueda batir con cuchara, no muy acuosa.
  4. Enmantecar la base y los costados de un molde de budín inglés o de pan lactal.
  5. Envolver la budinera con un film y taparla con un repasador. Reservar en algún lugar calentito para que leve, puede ser arriba del horno, aproximadamente 20-25’, y cocinar a horno eléctrico 13 minutos a 200 grados de temperatura. 
Recomienda esta nota: