20ºC H 91
Jueves 26.11.2020
17/11/2020

Ocio

Salud

La detección temprana del cáncer de próstata es clave para su tratamiento

Hoy se conmemora el día mundial de esta enfermedad bajo la consigna “Noviembre Azul”.

En el marco de la campaña impulsada para incentivar el cuidado de la salud masculina a nivel mundial bajo la consigna “Noviembre Azul”, el 17 de noviembre fue escogido para conmemorar el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Próstata.

El médico urólogo del Hospital Padilla y de la Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes, Sebastián Carro, brindó información importante al momento de prevenir y detectar en estadios iniciales el cáncer de próstata y todo tipo de afecciones e inflamaciones que puedan surgir en la glándula masculina.

El cáncer de próstata habitualmente en sus inicios es totalmente asintomático, es decir que no cursa con ningún tipo de síntomas al comienzo de la enfermedad y cuando aparecen ya se encuentra avanzado, por esto una de las formas de detectarlo precozmente es a través de un análisis de sangre que se llama PSA (Prostate-Specific Antigen).

“El PSA es una sustancia química que es producida por la próstata y se vuelca a la sangre con un rango de valores normales que se elevan cuando algo anormal pasa, no solo cáncer, sino que puede ser indicador de inflamaciones o agrandamientos benignos. En el caso del cáncer de próstata la elevación del PSA es progresiva y sin descenso”, explicó el especialista en tanto agregó que es este dosaje el que permite a los especialistas determinar la afección y por ello a nivel internacional se recomienda que todos los pacientes mayores de 50 años sin antecedentes de cáncer de próstata en la familia y aquellos con antecedentes de la patología a partir de los 45 años, deben comenzar a dosar sus valores de PSA anualmente.

Siguiendo esta línea Carro sostuvo que, de encontrarse alguna elevación anormal en la prueba de PSA, se indican estudios más profundos y en caso de arribar a un diagnóstico de cáncer de próstata, lo primero que se realizan son estudios para establecer una estadificación que permita conocer si el cáncer sólo se encuentra en el órgano o si está en otras partes del cuerpo, lo que se conoce como una metástasis.

“Para eso realizamos tomografías de cuerpo entero- tórax, abdomen y pelvis- y un estudio en huesos que se llama gammagrafía ósea total, que se pide debido a que en el cáncer de próstata uno de los sitios más frecuentes de metástasis es en los huesos. Esto nos permitirá determinar si el tumor está localizado solamente en la próstata o si se encuentra en el resto del cuerpo”, comentó.

Si el cáncer se encuentra localizado se trabaja en la provincia fundamentalmente con dos alternativas: una cirugía denominada prostatectomía radical que implica la extracción completa de la glándula, o la radioterapia del órgano. Ambas tienen un índice de éxito muy similar.

Al momento de ofrecer un mensaje a la comunidad masculina el especialista reflexionó: “Así como la mujer todos los años tiene que hacerse sus controles ginecológicos que incluyen PAP y mamografía, así los varones después de los 45 a 50 años en adelante debemos hacernos un control urológico y dosaje de PSA. Enfermedades como el cáncer de próstata detectadas a tiempo son curables sin inconvenientes, en cambio cuando se las detecta avanzadas son poco probables de curar y la calidad de vida decae muchísimo, es eso lo que debemos evitar”.


Recomienda esta nota: