ºC H
Martes 03.08.2021
01/06/2021

Ocio

ENFERMEDADES METABÓLICAS

Prediabetes: Una señal de alarma para cambiar los hábitos de vida

La médica generalista especialista en diabetes del hospital Avellaneda, Fernanda Rodríguez, brindó detalles acerca de prediabetes, cómo se detecta y lo que su diagnóstico implica para quienes la padecen.

La prediabetes es una situación clínica en la que los niveles de azúcar son más altos de lo normal, pero en la que todavía no se llegó a niveles lo suficientemente elevados como para diagnosticar diabetes de tipo II. Se deben tener en cuenta primero los valores óptimos de azúcar en sangre, para luego definir las situaciones que se encuentran fuera de lo normal.

“La glucemia en ayuna tiene un rango de normalidad entre 70 y 110 y se diagnostica diabetes cuando este valor es igual o mayor a 126. La zona intermedia entre 110 y 125 se define como una glucemia en ayuna alterada, si bien hay una rutina de laboratorio que se llama prueba oral de tolerancia a la glucosa en la que se toma una muestra de glucemia basal que tiene que dar de 70 a 110, posteriormente se le da de tomar un líquido dulce al paciente y a las dos horas se vuelve a medir el azúcar, en ese momento el valor debe dar menos de 140 para decir fue una PTOG normal”, contó la especialista en tanto agregó que se diagnostica diabetes cuando el test da un valor mayor de 200.

Siguiendo esta línea Rodríguez afirmó que la zona intermedia entre 141 y 199 se denomina intolerancia oral a la glucosa y explicó que tanto la glucemia en ayuna alterada, como la intolerancia oral a la glucosa, son la definición de laboratorio de prediabetes.

“Todos estos valores se deben contextualizar dentro de las características o factores de riesgo de cada paciente. Hay personas que tienen factores de riesgo que pueden ser más modificables como la edad, el antecedente de diabetes tipo II en la familia, de diabetes gestacional o de síndrome de ovario poliquístico. Si el paciente tiene eso más sobrepeso u obesidad, una mala alimentación, hipertensión arterial, sedentarismo y consumo de tabaco, todos estos factores de riesgo hacen al diagnóstico de prediabetes”, detalló la profesional.

Respecto a los riesgos de la prediabetes y la reacción que genera en quien recibe dicho diagnóstico, Rodríguez instó a llevar tranquilidad a los pacientes, ya que explicó que si bien esta instancia implica una situación de alarma, todavía es posible prevenir la aparición a futuro de diabetes.

“Es importante saber que estos cuadros de prediabetes pueden darse de forma totalmente asintomática, pero si acude a la consulta una persona de determinada edad y con factores de riesgo, lo primero que se debe hacer es pedir el chequeo de laboratorio anual y ante todo llevar un estilo de vida saludable que pueda revertir los factores de riesgo modificables”, definió, en tanto agregó en situaciones especiales se indica apoyo farmacológico, que evalúa el médico en cada caso particular.

Ante cualquier duda se debe consultar con el médico clínico o generalista, quien indicará los controles necesarios.


Recomienda esta nota: