ºC H
Sábado 22.01.2022
19/10/2021

Ocio

Con la Kinefilaxia buscan prevenir lesiones y mejorar la calidad de vida

Esta área de la salud no está destinada solamente a deportistas, sino a toda la comunidad.

En esta nota, Ignacio Arbeloa Viaña, referente de Traumatología del departamento de Rehabilitación y miembro del servicio de Emergentología del hospital Padilla, habla acerca de la Kinefilaxia, una disciplina que previene lesiones y busca mejorar la calidad de vida de las personas. 

“Dentro del área de la rehabilitación contamos con la kinesiología, fisioterapia y Kinefilaxia. La primera abarca el desarrollo del tratamiento por medio del movimiento, la fisioterapia por medio de agentes físicos o aparatología, y la kinesfilaxia busca la prevención relacionada al movimiento”, explica el especialista. 

Y destaca: “cuando hablamos de prevención nos referimos a evitar una lesión o luego de que ocurrió y se rehabilita al paciente, debemos procurar que no vuelva a suceder”. 

Asimismo, el profesional advierte que esta área de la salud no está destinada solamente a deportistas, sino a toda la comunidad. Aplica para actividades de la vida diaria, laborales, deportivas ya sean amateur o de alto rendimiento. 

De este modo, los pacientes aprenden sobre posiciones adecuadas para dormir, para sentarse frente a una computadora, para agacharse o pararse. Se hace la observación y educación de la persona para prevenir la aparición de lesiones. 

“Dentro de cada actividad hay que ser cuidadoso con la técnica, muchas veces la gente realiza actividades físicas masivas y es difícil estar controlando a cada persona qué hace y cómo, hay que tener mucho cuidado”, subraya. 

Y ejemplifica un caso: “Pasa mucho con la aparición de las tendinitis que tiene que ver con el desarrollo de actividades repetidas. Una docente que escribe todos los días en el pizarrón, por esa actividad sostenida se inflaman los tendones del hombro. Al principio duele, después pasa y vuelve a doler. Generalmente, a nosotros nos llegan las consultas con tres a seis meses de evolución, cuando la inflamación ya es tremenda. Por ello, cuanto antes se consulta más fácil se hace el tratamiento”. 

En este sentido, invita a la sociedad a no dejar para después el control con el médico y el tratamiento oportuno.


Recomienda esta nota: