20ºC H 78
Domingo 29.11.2020
27/10/2020

Regionales

Pagos: tarjetas de débito ganan lugar en pandemia frente al uso del crédito

Por la incertidumbre económica los usuarios evitan endeudarse o usan los planes Ahora.
Ampliar (1 fotos)

Cifras. El uso del débito creció el 18,69% contra un 11,98% del crédito.

La pandemia y la caída del consumo son dos factores que están ayudando a reconfigurar el sistema de medios de pago en la Argentina. En este marco, la transformación más notable tiene que ver con un avance en la utilización de las tarjetas de débito, que van ganando terreno frente a la opción más tradicional del crédito.

Esta tendencia quedó registrada en la nueva edición del Indice Prisma de Medios de Pago, que corresponde al tercer trimestre de este año, un período de transición de la cuarentena más dura a cierto grado de flexibilización para algunas actividades comerciales.

Según este informe, el uso de tarjetas de débito registró un crecimiento de 18,69% respecto al segundo trimestre. En tanto, las tarjetas de crédito crecieron 11,98%. La diferencia está también marcada por el comportamiento respecto del mismo período del año pasado, antes de la pandemia. La opción de débito creció 9,85%, en tanto que la de crédito cayó 18,44%. Parte del terreno ganado por el débito también corresponde al retroceso de las tarjetas prepagas en el total de transacciones, que cayeron 38,88% en el tercer trimestre contra el segundo. Esta variante de pago crece mucho (310%) contra 2019 debido a que desde la irrupción del coronavirus se utilizó para canalizar el pago del plan AlimentAr, a más de 1 millón de beneficiarios.

Las compras con débito ya representan 42,30% del volumen operado en el trimestre, contra 54,94% del crédito. El resto es prepaga.

Un elemento clave es la incertidumbre sobre el futuro económico personal, que hace que los consumidores prefieran no endeudarse con la tarjeta de crédito, salvo en rubros muy puntuales. De todos modos, a la hora de acceder a financiamiento, las opciones más elegidas son los planes Ahora, en sus versiones más largas (12 y 18 cuotas) para consumos de mayor valor o las cortas (3 y 6 meses) para rubros como indumentaria, cuya operación comercial comenzó a rehabilitarse en septiembre.

Julián Ballarino, head de Relaciones Institucionales de Prisma, destacó que también “continúa la tendencia de retracción de la cantidad de tarjetas de crédito activas, tanto en el análisis interanual como en la comparación con el trimestre anterior”.

Según este relevamiento, es cada vez mayor la cantidad de tarjetas de crédito que no son utilizadas por sus usuarios durante un trimestre completo, lo que las lleva a la categoría de “inactivas”. Esto se advierte en todas las regiones del país, aunque se hace más marcada en distritos como el AMBA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Estos resultados coinciden con las cifras del Banco Central, que vienen mostrando la misma tendencia desde el inicio de la pandemia, cortando una racha ascendente que se venía registrando en los dos años previos.

El índice Prisma recoge los datos de los productos que administra: las terminales LaPos, el Gateway Decidir, la red de cajeros automáticos Banelco, la plataforma PagoMisCuentas, y las transacciones a través de Todo Pago.


Recomienda esta nota: