6ºC H 90
Jueves 06.05.2021
29/04/2021

Regionales

Diputados: obtuvo dictamen el proyecto que modifica ganancias para empresas

La ley establece un nuevo esquema de alícuotas escalonadas compuestas de tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada. Juntos por el Cambio presentó un despacho de minoría.

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados emitió este miércoles dictamen sobre el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias para las empresa, con el que se busca aliviar la carga fiscal al 90% de las pymes. Consenso Federal y Juntos por el Cambio manifestaron su rechazo.

La comisión -que conduce Carlos Heller- se reúne con el objetivo de emitir dictamen sobre la reforma de Ganancias impulsada por el Gobierno. Esta comisión postergó el jueves pasado la firma del despacho con el fin de analizar algunos cambios a la iniciativa.

Al abrir el debate, Heller anticipó que “con el nuevo proyecto, en una estimación optimista, los impuestos reales alcanzarán para compensar durante el año 2021 el costo de los beneficios concedidos por el impuesto a las ganancias a las personas humanas”.

“A nuestro juicio en 2021 con estas tasas que estamos planteando, el ingreso real se incrementará en alrededor de 45 a 50 mil millones de pesos, cifra equivalente a lo que se dejará de percibir por los cambios introducidos en el impuesto a las ganancias para personas”, continuó.

Además, anunció dos incorporaciones al texto del proyecto. La primera es para favorecer la incorporación de mujeres, travestis, transexuales y transgéneros como director, directora, síndico, síndica o miembros del consejo de vigilancia de las empresas y se refiere a las sumas deducibles que se destinen al pago de honorarios a esos funcionarios. “El monto fijo se incrementará en un 40% cuando su perceptor sea mujer y en un 60% si se tratara de travestis, transexuales o transgénero”, explicó Heller y aclaró que si ya hay cupo estos números se aplicarán sobre el excedente.

La otra modificación es para aclarar que el presente proyecto no modificará la tributación al 41,5% de las rentas derivadas de la explotación de juegos de azar en casinos, máquinas electrónicas y/o de apuestas automatizadas de resolución inmediata o no y/o a través de plataformas digitales.

Desde la oposición criticaron el proyecto y Juntos por el Cambio anunció que presentaría un dictamen en minoría. "Nosotros no acompañamos este proyecto por razones de orden macro y micro", explicó el titular del bloque Consenso Federal, Jorge Sarghini.

"Pequeñas ganancias es un valor absoluto que dice poco, porque lo que importa es el nivel de rentabilidad. La ganancia está asociada al capital invertido, al tiempo que se necesita para recuperar lo que se invirtió", agregó.

A su turno, el legislador radical, Alejandro Cacace, indicó que esta iniciativa “claramente es un aumento de impuesto, lo que queremos es volver al esquema anterior que implica aumentar la alícuota para las empresas en 10 puntos, del 25% al 35%”.

"No compartimos los fundamentos que ustedes vierten, no coincidimos que las empresas vayan a pagar menos, este es un nuevo aumento de impuestos", continuó.

Por su parte, el radical Luis Pastori, aseguró que “este impuesto para personas jurídicas es regresivo porque va un aumento de precios y atenta contra la inversión, y por ende, contra la generación de empleo”.

En tanto, el vicepresidente de la comisión, el diputado del PRO, Luciano Laspina, argumentó por qué su bloque votará en contra y sostuvo: “Todo lo que hace el Gobierno es destruir todo lo bueno que hizo el gobierno anterior.

Desde el oficialismo, el diputado Eduardo Fernández defendió el proyecto e indicó: “Nosotros aportamos medidas impositivas coherentes para apoyar la producción y el trabajo con todas las dificultades que tenemos y nos han dejado”.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento el 9 de abril modifica el texto original presentado a mediados de marzo, con un nuevo esquema de alícuotas escalonadas compuestas de tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada de cada sociedad.

La iniciativa establece un primer escalón de 25% para ganancias netas acumuladas de hasta $5 millones, una alícuota que no sólo abarcará a las pymes sino también a la mayoría de las medianas empresas.

El segundo escalón -de 30%- es para ganancias netas acumuladas de más de $5 millones y hasta $20 millones, y un último segmento de 35% para ganancias netas acumuladas superiores a $20 millones.

Los dividendos distribuidos pagarán en todos los casos la alícuota de 7%, a través del impuesto cedular vigente.


Recomienda esta nota: