25ºC H 86%
Jueves 13.12.2018
04/12/2018

Tucumán

CULTURA

Promueven la inclusión social de jóvenes a través del arte popular

Se realiza en el marco del programa “TAKAY” en el Espacio Cultural Don Bosco.

Este 6 de Diciembre, de 14 a 19 horas, se llevará a cabo una Jornada de Capacitación del Programa de Inclusión Social “TAKAY” en el Espacio Cultural Don Bosco (Av. Mitre 396). El mismo es implementado por el Ente Cultural de Tucumán, a través de la Dirección de Acción Cultural.

De la actividad participarán alumnos y docentes de los núcleos TAKAY de barrios, comunas y municipios de la provincia, como el barrio Victoria de Capital, barrio Los Pocitos, de Tafí Viejo, Centro de Rehabilitación “Las Moritas”, de Las Talitas y representantes del área cultural de los municipios de Simoca –coordinada por la teatrista Cynthia Andrada- y Juan Bautista Alberdi , coordinado por el profesor Franco Soto. El encuentro cuenta con el auspicio de la Fundación “Juntarnos”.

La primera parte estará destinada al aprendizaje y la práctica de Técnicas de Percusión Instrumental –con instrumentos reciclados como baldes, barriles, chapas y tubos de PVC-, a cargo del profesor Manuel Rubio Carreras, integrante del programa “Avanzar” -del Ministerio de Desarrollo Social-, quien viene desarrollando con TAKAY un ejemplar trabajo mancomunado y colaborativo; Técnicas de Percusión Corporal, a cargo de los coreógrafos José Pintos y Marta Diez, integrantes del Ballet Contemporáneo del Ente Cultural de Tucumán; y un Trabajo de Integración Escénica, a cargo de Víctor Hugo Cortés, Coordinador General del Programa TAKAY. En la última hora de la jornada se ofrecerá, en función abierta al público y medios de comunicación, una breve muestra a cargo de los docentes y alumnos del programa, con miras a elaborar para el próximo año un espectáculo de mayor envergadura.

Takay

“TAKAY”, que significa golpear objetos, es un programa de inclusión social dirigido a jóvenes y adolescentes en situación de riesgo, expuestos al flagelo del desamparo, la drogadicción y la delincuencia.

El proyecto selecciona –a través de organizaciones gubernamentales y ONG’s- a jóvenes de entre 13 y 25 años de edad y los capacita en el arte del teatro, la danza y la música de percusión, con miras a montar un espectáculo escenomusical de alcance provincial y proyección nacional. Es implementado –mediante convenios específicos- en municipios y comunas de toda la provincia y las clases las brindan profesores residentes de cada localidad. Entre las particularidades de este programa se encuentra el hecho de que no posee diálogos, lo que le permite trascender los límites del idioma en cualquier país del mundo.

Los ‘instrumentos musicales’ usados en escena por los jóvenes son elementos de uso doméstico y cotidiano, tales como barriles, tachos de residuos, latas vacías, baldes de pintura, cajas de cartón, bolsas de consorcio, objetos todos que el programa TAKAY permite resignificar convirtiendo elementos históricamente asociados a la pobreza en instrumentos artísticos superadores, para crear y transmitir cultura.

 


Recomienda esta nota: