12ºC H 61
Martes 20.08.2019
28/12/2018

Tucumán

EDUCACIÓN

Destacan jornada completa en escuela de alta montaña

Escuela de Las Arquitas tiene dos semanas de clases y una semana de descanso

Trabajar como docente de alta montaña siempre ha sido sinónimo de un plus de esfuerzo, por la distancia, por resignar tiempo con la familia y por hacer de docente y familia al mismo tiempo. En el 2018 Tucumán trabajó con las Escuelas Multinivel, un nuevo modelo pedagógico para garantizar el derecho a la educación de las poblaciones rurales más aisladas de la provincia implementando toda la escolaridad obligatoria en una misma escuela, desde sala de 3 hasta el secundario. Las Escuelas Multinivel tienen un director, maestros de grado y Nivel Inicial, cuatro docentes especiales de Educación Física, Inglés, Artística y Tecnología y cinco profesores para el secundario.

Enzo Aguirre es docente de la Escuela Multinivel de Arquitas y durante todo el año alternó 15 días dando clases en el establecimiento y una semana en la ciudad junto a su familia, porque la organización de estas escuelas fue pensada de manera interdisciplinaria y con un calendario adaptado: dos semanas de clases consecutivas y una semana de descanso para docentes y alumnos con actividades compensatorias para que los alumnos se lleven a su casa durante el descanso.

“Estamos desarrollando un nuevo modelo pedagógico que, como la palabra lo dice engloba todos los niveles. Es a jornada completa con albergue. Este tipo de modelo asegura la permanencia y la asistencia tanto de alumnos como docentes y da un mayor sentido de pertenencia. También ayuda al acompañamiento de las trayectorias escolares de los chicos porque por ahí en otras escuelas vuelven a sus casas y no tienen tiempo para estudiar por las distancias y porque tienen que realizar trabajos de campo”, comentó Enzo.

Para el docente, es la tercera experiencia que tiene en escuelas de alta montaña, pero encontró una diferencia con las anteriores. “Este modelo permite que los docentes podamos trabajar más en equipo. Las reuniones del personal docente son más factibles, las ideas fluyen. Nos levantamos, desayunamos con los alumnos y comienzan las actividades desde las 8:30 hasta las 17, en el medio tenemos el almuerzo y al finalizar la jornada tenemos la merienda. En ese lapso los docentes vamos dando clases y en el tiempo que no nos toca estar en el curso preparando actividades y viendo otras actividades que no solo hacen a lo pedagógico. A veces vamos a buscar leña, a veces cocinamos. Cuando estamos arriba valoramos mucho más las cosas simples: el agua, la luz, la leña. Nosotros tenemos luz con carga de paneles solares y cuando está nublado nos cuesta un poquito más las cosas”, añadió.

Finalmente, Enzo se animó a hacer un balance de lo trabajado y lo vivido durante el año: “Este año fue bastante productivo, se trabajó con proyectos interdisciplinares e internivel que es algo que favorece esta nueva propuesta didáctica del multinivel y hemos podido concluir el año con un viaje para que los chicos puedan conocer la ciudad.

Nuestra escuela cuenta con una matrícula de 14 alumnos entre primaria y secundaria y el cuerpo docente está compuesto por nueve profesores, una preceptora y una maestra binivel, además de la directora. Somos 12 adultos al frente de 14 chicos, se trabaja muy bien. Tenemos expectativas de que el año que viene se agrande la matrícula con chicos de otras localidades que ya están en conocimiento de cómo es el trabajo en la escuela”.


Recomienda esta nota: